[REQ_ERR: 403] [KTrafficClient] Something is wrong. Enable debug mode to see the reason.
Warning: Attempt to read property "body" on null in /home/admin/web/bergenschoolofthearts.com/public_html/wp-content/plugins/keitaro/wpInegraClient/kclient.php on line 494
Moda – Bergenschoolofthearts

Moda

En el lejano continente sudamericano, el país de Chile se extiende a lo largo de una delgada costa de norte a sur. Muy lejos – no hay ningún otro lugar para volar. Luego está la Isla de Pascua, pero a siete horas de distancia. E imagínate, la moda también vive allí. Hace unos 8 años que no voy a Chile, antes viajaba a menudo y veía los cambios: desde el gobierno de Pinochet, cuando todo el mundo iba de negro y en formación, hasta la libertad total. Hoy en día en Santiago hay tanto punks como skinheads. Pero en la capital de Chile hay mucha elegancia, incluso el lema de los limpiabotas: “¡Tu elegancia se refleja en el brillo de tus zapatos!” Y es cierto: los zapatos están limpios, las corbatas, los pañuelos y los sombreros están bien. Las señoras no parecen vulgares, parecen señoras. Recuerdo una: un vestido gris entallado, zapatos de punta redonda, pequeños tacones franceses, abalorios y gafas de sol burdeos al pelo oscuro, ¡muy eficaz! El modisto más famoso del Chile actual es Rubén Campos, que crea regularmente buenas colecciones de gran tamaño en las tendencias de la moda actual. Su musa durante mucho tiempo ha sido la modelo rusa Inessa Sorokina, una rubia guapa, alta y de ojos azules. El más honrado entre los hermanos creadores de moda es el palestino José Kardoch, que vistió a las damas y divas de la sociedad burguesa con vestidos de pedrería y trajes de representación damey, gran especialista en vestidos de novia. José fue presidente del sindicato de la alta costura chilena durante mucho tiempo. El rival de los dos primeros es Luciano Brancoli, que trabaja en el espectacular estilo argentino. Jaime Trancoza, por su parte, es famoso por sus prendas de punto.

El creador de moda chileno más famoso, que tras la marcha de Elena Nazarova se convirtió en el director artístico de la famosa casa de moda parisina Jacques Fat, es Octavio Pizarro. Está muy orgulloso en Chile y se presenta como el nuevo Yves Saint Laurent. En el pasado su orgullo fue el diseñador Marco Correa, que creó un estilo pop-art en los años 60 y 70, que recuerda ligeramente al estilo de André Courregier.

En Chile existe una gran veneración no sólo por la moda contemporánea, sino también por la moda del pasado. El Museo Nacional de Historia, por ejemplo, tiene una buena colección de vestidos y trajes de época, perfectamente restaurados y bien conservados. Hace más de 10 años organicé una exposición con la colección en Santiago.

Pero el principal descubrimiento para mí fue precisamente el Museo de la Moda que se está creando en Chile. Se encuentra en el rico y prestigioso barrio de Vitacura de la ciudad y es una iniciativa privada de Jorge Yarura, un millonario de 44 años que es el único heredero de los magnates textiles chilenos y que, desde 1999, ha invertido parte del dinero de su familia en una amplia colección de trajes desde el siglo XVII hasta finales del XX, ¡gastando varios millones de dólares en compras! El Museo de la Moda de Chile cuenta ya con unas 7.000 piezas.

Hay una maravillosa biblioteca, salas de restauración y una magnífica bóveda de 4 pisos que se parece más a un hospital en términos de limpieza y pulcritud, donde los visitantes reciben cubre zapatos y guantes. Cada uno de los vestidos se coloca en una caja especial, donde, envueltos en sobres de percal blanco y rellenos de papel de seda, se guardan estas obras maestras del arte de la sastrería.

Además de las creaciones de diseñadores de manual, desde Worth hasta Poiret, Vionnet y Schiaparelli, la colección incluye vestidos que pertenecieron a Marilyn Monroe, Joan Crawford, Margot Fonteyn, la princesa Diana y otras celebridades. Además de la ropa de mujer, también se presta mucha atención a la ropa de hombre, a menudo olvidada en las colecciones. Se está reconstruyendo una sala de exposiciones y está previsto que las exposiciones comiencen en 2007. El Museo de la Moda cuenta con una plantilla de 14 personas y se compra constantemente a través de Internet y en las principales subastas de París, Londres y Nueva York.

Esta aproximación a la historia de la moda es especialmente loable. El siglo XX fue el apogeo del diseño de moda, con sus grandes creadores que dieron un giro a los ritmos de la moda. Además de las compras, el museo sigue vivo gracias a las donaciones, tanto públicas como anónimas. Yaroor, que es un jugador semiprofesional, también colecciona ropa para el juego del tenis.

Incluso Chile está abriendo un museo de la moda, y más recientemente se han abierto museos de la moda en Madrid y en el castillo de Ludwigsburg (Alemania), todos ellos equipados con la última tecnología. Moda